Actualmente escribo en oliviavicente.com. No obstante, el lector es bienvenido a este espacio y, por tanto, sus comentarios y sugerencias serán tenidos en cuenta.

07 junio 2008

Me llaman soñadora

Me llaman soñadora, porque aspiro a los azules espumosos y celestes, más que al ocre de los minerales terrestres.

Me llaman soñadora inocente, porque me entrego ciega a cualquier ser que comparta conmigo una nota musical.

Me llaman soñadora inconsciente, porque decido perderme por el mundo para hallar un sitio en el que asentar mis pies.

Me llaman soñadora impulsiva, porque pienso a menudo después de actuar, como la Justicia, cuyos ojos se venda para evitar sonrojarse ante su crueldad.

Me llaman soñadora irreversible, porque, aunque me hayan avisado previamente, defiendo un destino que dibujo con paleta de mil colores.

Sin embargo, yo, soñadora, inocente, inconsciente, impulsiva, irreversible, daría una estrella de ese mar o de ese firmamento por poseer tan solo una mirada cálida como la de este hombre a mi mujer, mientras pasean ambos por estas tierras de Castilla, tan añoradas por ellos y por mí. Sí, entonces, me posaría en este mundo que conocen los mortales y me aferraría a sus sonidos.

Hasta que eso ocurra, desde los azules inabarcables, yo, la soñadora, les deseo la mayor felicidad y la mejor pasión.

Olivia

A mi hermana y su marido

2 comentarios:

  1. meli, una vez más tengo que felicitarte, es hermosa!!!!, imagino la emoción que habrá causado a los oyentes.
    Mil besos bebé

    ResponderEliminar
  2. Si, preciosa la poesía, muy emotiva. No dejes de soñar.

    ResponderEliminar