Actualmente escribo en oliviavicente.com. No obstante, el lector es bienvenido a este espacio y, por tanto, sus comentarios y sugerencias serán tenidos en cuenta.

08 junio 2008

Orfeo y Eurídice (por Sirxmotion)

Orfeo era hijo de Calíope, la musa de la música, y, por su herencia, era el mejor de los cantores, tanto que hacía bailar a los arboles.

Al morir su esposa Eurídice, a causa de una mordida de serpiente, Orfeo quedó desesperado y se dirigió al inframundo en busca de su amada.

Con su música encantó al can Cerbero, el perro de tres cabezas que custodiaba el Hades y los demonios y tormentos que habitaban el inframundo.

También, con su música, conmovió a Hades y Perséfone y los convenció para que llevase a Eurídice de vuelta al reino de los vivos. Sin embargo, el amo del inframundo le puso una condición: Orfeo no podía darse vuelta en todo el camino de regreso. Y así fue: Orfeo recorrió todo el viaje de regreso sin mirar para atrás, pero, justo antes de la salida, no pudo resistir la ansiedad y se volteó para verla y, en ese instante, ella se desvaneció para siempre.

El final de Orfeo fue muy triste: al ser incapaz de soportar el dolor por perder a la mujer amada, renunció para siempre a las mujeres. El rechazo a unas de ellas provocó su ira, lo descuartizaron y esparcieron por la tierra sus partes. No obstante, la cabeza de Orfeo sigue con vida y cantando; su lira, con la que había maravillado al mundo, fue convertida en la constelación Lira; y al alma de Orfeo se le concedió la inmortalidad en el Elíseo.

Esta breve reseña no tiene fines ilustrativos, solo quería contarla porque no puedo evitar sentir admiración por un hombre que viajó al inframundo para recuperar a la mujer amada, el resto se los dejo a ustedes...

Sirxmotion

2 comentarios:

  1. Gracias, sirxmotion, sos un grosso. Es una bellísima historia, de la cual tengo hermosos recuerdos cuando yo estudiaba el Renacimiento poético español a través de este episodio.

    Excelente.

    ResponderEliminar
  2. Se ve que este sirxmotion si que es un grosso, un verdadero campeón, un maestro del arte de la palabra.
    saludos para ambos

    ResponderEliminar