Actualmente escribo en oliviavicente.com. No obstante, el lector es bienvenido a este espacio y, por tanto, sus comentarios y sugerencias serán tenidos en cuenta.

15 julio 2008

Bécquer, que estás en Dolina

El otro día, paseando por el blog Dolina, Radiocines del Ángel Gris, disfruté de "La novia ausente", tanto a través de la audición como a través de las letras de las canciones que mi querido Náufrago Nocturno ofrece para goce del visitante. Fijándome detenidamente en la composición de dichas melodías, he creído ver la influencia de Gustavo Adolfo Bécquer (1836-1870), concretamente de este poema:

Volverán las oscuras golondrinas
en tu balcón sus nidos a colgar,
y otra vez con el ala a sus cristales
jugando llamarán.

Pero aquellas que el vuelo refrenaban
tu hermosura y mi dicha a contemplar,
aquellas que aprendieron nuestros nombres....
ésas... ¡no volverán!

Volverán las tupidas madreselvas
de tu jardín las tapias a escalar
y otra vez a la tarde aún más hermosas
sus flores se abrirán.

Pero aquellas cuajadas de rocío
cuyas gotas mirábamos temblar
y caer como lágrimas del día....
ésas... ¡no volverán!

Volverán del amor en tus oídos
las palabras ardientes a sonar,
tu corazón de su profundo sueño
tal vez despertará.

Pero mudo y absorto y de rodillas
como se adora a Dios ante su altar,
como yo te he querido..., desengáñate,
así... ¡no te querrán!

(fuente: xtec)

Estas dos canciones de Dolina reflejan también el tema del desamor, como en "Volverán las oscuras golondrinas", y emplean recursos similares a los de Bécquer (observa la repetición del verbo volver y el empleo de palabras asociadas semánticamente con la idea del regreso):

Canción 3
El regreso es tan solo ilusión
No te engañes mi amor, nadie vuelve jamás
El que espera tal vez sin saber
Ya se ha ido también
El amor nunca quiere partir
Pero el tiempo lo arrastra con él
Es por eso que debes saber
Que tan solo regresa el que nunca se fue.
Volverán, volverán, los amores fugaces de ayer
Yo no sé, puede ser,
tal vez hoy hemos vuelto a nacer.
Volverán, creanme, no importa saber quien es quien
Somos luz de una estrella que ya se apagó
Nuestro brillo es tan solo ilusión.

Canción 5
El regreso es tan sólo ilusión
No se engañe señor, nadie vuelve jamás
El que espera tal vez sin saber
Ya ha encontrado otro amor
Nadie puede ocupar el lugar
Que el ausente viajero dejó
No es verdad, usted debe saber
Que tan solo regresa el que nunca se fue.
Volverán, volverán
los momentos felices de ayer
Yo no sé, puede ser
tal vez hoy hemos vuelto a nacer.
Volverán, volverán
y no importa saber quien es quien
Somos luz de una estrella
Que ayer se encendió
Lo demás es tan solo ilusión.

Para terminar os invito a leer a Bécquer, no sólo su poesía, sino también su prosa (son excelentes sus leyendas), y a escuchar los radiocines de Dolina. Ambos autores no tienen desperdicio.

A los que piensan que el pasado explica el presente


2 comentarios:

  1. Melibe, cada vez me asombrás más, tus conocimientos son abrumadores.
    Qué buena conección de dos grandes, bueno de tres en realidad, Mécquer, Dolina y vos.

    ResponderEliminar
  2. Melibea, que honor tu mencion a mi blog y lo que allí publico. Permitime agregar a otros dos grandes que por inercia tal vez también hayan influido a Dolina: Borges y Heráclito (creo que de el se trata) quienes han desarrollado también la idea del regreso, pero haciendo la salvedad de que, como dijo el pensador griego: "nadie vuelve al mismo rio", porque luego de un tiempo el rio no es el mismo, y uno tampoco.
    Fantástico tu blog, besos.

    ResponderEliminar