Actualmente escribo en oliviavicente.com. No obstante, el lector es bienvenido a este espacio y, por tanto, sus comentarios y sugerencias serán tenidos en cuenta.

20 julio 2008

La "Traviata" (por Macbeth)

Ópera en tres actos con libreto de Francisco Maria Piave, basado en el drama La dama de las Camelias, de Alejandro Dumas hijo. Estreno el 6 de Marzo de 1853 en el teatro La Fenice de Venecia.

La Dama de las Camelias
(1847) es el título de la obra teatral que publicó Alejandro Dumas hijo un año después de la muerte de Marie Duplessis. Oriunda de Provenza, llegó con quince años a París y trabajó como vendedora de moda. Su extraordinaria belleza y su gusto por las aventuras la convirtieron en una de las cortesanas que vivía con mayor lujo en París, mantenida por ricos aristócratas. En todas sus apariciones públicas portaba un ramillete de camelias. Dumas y Marie vivieron un romance que duró un año escaso, de 1844 a 1845. Dumas terminó la obra en 1849 y la estrenó a principios de 1852 en el teatro Vandeville de París y Verdi acudió a verla ese mismo año.

La música de baile desempeña un papel muy importante en la partitura de La Traviata. Se puede hablar de un predominante estilo musical en toda la obra, que evoca el vals en su variedad francesa y que da a toda la partitura un tono unitario de fondo. A lo largo de la larga escena de introducción del acto primero destaca la música de bailes de moda de la época: la polka, el galop y, sobre todo, el vals. El más conocido de ellos es el brindis de Alfredo y Violeta a ritmo de vals, que ha sido objeto de muchas versiones maravillosas y no pocas masacres. Otros momentos claves son el aria conclusiva de Violetta del primer acto Ah! Forse lui y la del tercer acto Addio del passato. Todos los tenores que han sido y serán han cantado De miei bollenti spiriti y Di Provenza il mar es piedra de toque para cualquier barítono que se precie. Pero, repartidas por toda la ópera hay frases bellísimas entre las que destaca Amami Alfredo, que causó efectos casi diuréticos en la Julia Roberts de Pretty Woman y que la Callas cantaba como nadie.

Argumento.- Una cortesana de París y un joven llegado de provincias descubren que hay algo más que las diversiones de la vida social. Es entonces cuando ambos experimentan por primera vez el amor verdadero. Violetta y Alfredo huyen de la sociedad urbana y se refugian en el campo. Pero, aún así, no logran escapar a las convenciones sociales. El padre de Alfredo exige a Violeta que, por el buen nombre de la familia, renuncie a su amor. Violetta representa una farsa ante Alfredo, vuelve a París y finge seguir con su vida anterior de cortesana. Sólo en el lecho de muerte, enferma de tuberculosis, Violetta encuentra finalmente en brazos de Alfredo (a quien su padre le ha contado la verdad), la felicidad y el amor. El libreto traducido está dispnible en la web de Kareol.

Discografía recomendada:

1.- La mejor versión para empezar es la dirigida en 1967 por Georges Prêtre (RCA). Montserrat Caballé está vocalmente gloriosa. Interpretativamente, como siempre, es más superficial pero, aún así, consigue frases inolvidables. Carlo Bergonzi (Alfredo) canta tan soberbiamente como en él es habitual (omite, eso sí, el agudo final opcional de Oh! mio rimorso). Más que notable, Sherril Milnes, como Germont padre. Esta versión cuenta con el atractivo adicional de ser totalmente completa. Buena toma de sonido. Disponible además en serie económica.

2.- La de Maria Callas y Alfredo Kraus en el teatro San Carlos de Lisboa (marzo de 1958), publicada por EMI. Maria Callas, vocalmente en forma, hace una Violeta sucesivamente frívola, enamorada, ultrajada y enferma que, a lo largo de su carrera, había llegado a superar cada vez que representaba este papel. Un jovencísimo Alfredo Kraus, con una voz aterciopelada, amplia y llena de matices, representa un Alfredo enamorado, jubiloso y finalmente angustiado, para el que esto escribe, el mejor de toda la discografía de la obra, a pesar de que le corten la cabaletta Oh! mio rimorso, donde siempre lució esplendores el tenor canario. El mejor compañero que tuvo la Callas en esta obra, sin duda. Mario Sereni canta e interpreta mucho mejor que otros barítonos con más fama que él. La dirección de Ghione es la de un maestro concertador, conocedor de la obra y atento a los cantantes. Buen sonido, toma en directo. Otra versión muy recomendable de la Callas es la de 1955 en La Scala, con dirección de Giulini y la compañía de Giuseppe Di Stefano (poco aristocrático, pero apasionado) y Ettore Bastianini (voz baritonal imponente). Publicada también por EMI.

3.- Una versión más moderna y francamente recomendable (en DVD) es la que se representó en Londres con la dirección de Sir Georg Solti, e interpretada por Angela Gheorghiu, Frank Lopardo y Leo Nucci (DECCA). Angela hace una Violeta que la catapultó directamente a la categoría de superestrella, con dotes de gran actriz, bella presencia escénica y voz de gran belleza. Es de resaltar su actuación en Addio del passato. Donde consigue crear un estado de emoción y tristeza raras veces conseguido. Frank Lopardo, como Alfredo, se desenvuelve perfectamente en escena y vocalmente está muy bien, aunque la voz no sea bella. Leo Nucci, hoy en día es el mejor en este papel y es un competente actor. La dirección de Solti está cargada de teatralidad y el sonido es excelente. Además, la puesta en escena es bellísima y todo está donde debe estar, lejos de algunos engendros que se cuecen por ahí hoy en día.

Entre los fragmentos más conocidos, hay que escuchar las arias de Violetta por Luisa Tetrazzini, Amelita Galli-Curci, Rosa Ponselle (que tiene además una integral en directo de 1937 con Lawrence Tibbett de todo punto recomendable) o Claudia Muzio. De la parte de tenor hay un intérprete inolvidable, de cualquier fragmento, en Tito Schipa. Legendarios Germont padre son Mattia Battistini (maravilloso su Di Provenza il mar y el dúo con Maria Moscisca), Lawrence Tibbett, Riccardo Stracciari, Giuseppe De Luca, Giuseppe Danise o, entre los más modernos, Dietrich Fischer-Dieskau.

Podéis plantear dudas o consultas en la siguiente dirección de correo electrónico: operofilo@yahoo.es.

Macbeth

Para completar el artículo de mi querido Mac, os dejo el vídeo en el que Angela Gheorghiu interpreta Addio del passato. Disfrutadlo.



(fuente: youtube)

1 comentario:

  1. Gracias de nuevo, Mac, por tu espléndido artículo y por todos los que me has escrito sobre la ópera, ya que, de no ser así, mi blog recibiría menos visitas y carecería de tanta calidad.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar