Actualmente escribo en oliviavicente.com. No obstante, el lector es bienvenido a este espacio y, por tanto, sus comentarios y sugerencias serán tenidos en cuenta.

03 septiembre 2008

De Argentina y desórdenes varios: Florida y Recoleta

Interior del tren Roca
Esta noche hace un calor insoportable en esta tierra en la que habito durante el período laboral. Mi cuerpo se está acostumbrando al horario peninsular y al fin del estío. En esta situación, recuerdo un paseo por Buenos Aires.


Sobre las tres y media de la tarde quedamos mi compañero de aventuras y yo con un amigo en la Torre de los Ingleses. Para llegar hasta allí tuvimos que desplazarnos en el tren Roca y luego tomar, en la estación de Constitución, el subterráneo hasta Retiro.


Torre de los Ingleses
Frente a la torre, en un lateral de esta, mi amigo nos esperaba. Se levantó del jardín. Llevaba una bolsa de papel. Se acercó lentamente a la par que nosotros. Los tres sonreímos. El sol brillaba en el cielo despejado y calentaba la fría tarde.

Como ninguno habíamos comido, fuimos a almorzar una pizza a un local cuyo nombre incidía sobre la calidad de su producto estrella (un clásico internacional). Durante el camino charlamos de varias cosas, como, por ejemplo, la estancia en Neuquén, ya que él también había estado allí para participar en un concurso. Pasamos por Florida. Estaba llena de personas que entraban y salían de los comercios, algunas atosigadas por los representantes de estos en el intento de vender sus productos. Me sorprendió, como en la otra ocasión en la que estuvimos mi compañero de aventuras y yo, la abundancia de tiendas de peletería que se alineaban a lo largo de la calle. En medio de esta, a diversas alturas, artistas y gente variopinta ofrecían diversiones variadas.
Avenida de Recoleta

Tras tomarnos la pizza a una hora intempestiva y repartir todo tipo de presentes, nos subimos a un autobús con la intención de bajarnos en el barrio de Recoleta.


Gracias al compañero de aventuras y su estupenda orientación, llegamos a la Facultad de Derecho. Desde allí, cruzando el parque, subimos hasta la Basílica del Pilar y el Cementerio. A pesar del frío, para celebrar esta reunión de amigos, nos comimos un helado en una terraza al aire libre. Por supuesto, alguno de los sabores fue dulce de leche.


Facultad de Derecho
Lo que vimos esa tarde poco me importa porque amo las conversaciones y los encuentros: compartir con estos dos amigos unas horas de la vida me aportó tanta felicidad que ahora recuerdo a uno tiritando y al otro ofreciéndole su campera, los tres mirando libros en un establecimiento, yo con la nariz roja, los viandantes ojeando los puestos de la feria... Y otras imágenes mentales queridas.


A Sam y al compañero de aventuras.

4 comentarios:

  1. Qué cheto che!!!
    na posta, recoleta es un lindo lugar para pasear
    rico el helado?
    y la pizza?
    muchos besos

    ResponderEliminar
  2. Ricos el helado y la pizza. Y preciosa tarde por lo que vi y compartí.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Traigo besitos de chocolate y miel para ti porque estoy feliz!!!
    mitá que lindo mi país paisama
    si usted lo viera como yo lo vi....
    ya estoy delirando.y eso que recién llego de San Telmo.
    hasta luego preciosa!!!!

    ResponderEliminar
  4. hago este viaje y ya estoy cansada de viajar en subte, colectivo, y te digo que al tren ni se me ocurre subir, y tu como turista te animaste más que yo.

    Estuvieron en Retiro, te esperaron junto a la torre de los Ingleses, cerca de la Estación Terminal de Omnibus.
    No sé si entraron al cementerio de Recoleta, pues hay verdaderas obras de arte en esculturas, porque allí iban a parar los restos de los muertos ilustres, tales como algunos de nuestros presidentes......actualmente también es así.

    No te invitaron al tradicional Café de la Paix o a La Viela????
    y tomar heladito con el frío que hacía!!!! seguramente habrán estado en Cúspide, por lo que mencionas de los libros.....no sé si disfrutaste del paseo, pues por allí hay mucho para ver, pero puede resultar algo cansador.

    Es la zona más fashion de Buenos Aires`, desde siempre y por tradición. Puerto Madero es lo novedoso y caro, pero es tan nuevo.....que lo que te puedo decir es que es caro.

    Los negocios de Florida están muy ambientados para el turismo. Florida es la peatonal "mas cheta" de Buenos Aires, pero erdió la elegancia de antaño.....

    me alegra leer tus recorridos y darte cuenta la mezcla de etnias que transitamos esta ciudad y este país.
    que tengas buen descanso.
    besote

    ResponderEliminar