Actualmente escribo en oliviavicente.com. No obstante, el lector es bienvenido a este espacio y, por tanto, sus comentarios y sugerencias serán tenidos en cuenta.

28 septiembre 2008

De Argentina y desórdenes varios: Rosario, de postre

Costanera del Río Paraná
Otro desorden de mi memoria y de mis caprichos me conduce al último fin de semana de mis vacaciones, que transcurrió en Rosario.


Rosario es una ciudad de la provincia de Santa Fe que destaca por su puerto fluvial, el sector servicios, la industria, el comercio, además de ser centro cultural, deportivo y educativo del país. Pero, por encima de aspectos socioeconómicos, quiero resaltar la belleza de su conjunto urbano, cuyo protagonista, a mi parecer, es el río Paraná.


Monumento a la Bandera
El río Paraná dibuja un paseo de hermoso recorrido. Su testigo es el Monumento a la Bandera, bañado por la luz del sol o de la luna en un cielo despejado.

El Monumento es el orgullo de esta populosa ciudad. Sus piedras reciben la visita de los argentinos y de los turistas extranjeros, que aprecian su magnitud y simbología. La construcción está dedicada a Manuel Belgrano, impulsor de la independencia de Argentina y creador de la bandera nacional.

Monumento a la Bandera
Desde arriba del monumento se divisa el caudaloso Paraná. Por su ribera la gente pasea, realiza deporte, conversa animadamente, observa los pájaros que vuelan por encima de las aguas, espera pacientemente a que piquen los peces el anzuelo, se echan en la hierba, empiezan a almorzar entre risas y dejan transcurrir el tiempo con placidez.

Metáfora del viajero, la vieja Estación Central de Rosario es un contrapunto de estructuras metálicas. La locomotora y los andenes invitan a asir la maleta imaginaria del perpetuo nómada, quien ha pasado por las distintos almacenes que ahora sirven a los jóvenes para realizar sus actividades de ocio.
Estación del Norte

En ese andar de destino espontáneo, la aventura del mes llegaba a su fin. En estos instantes, desde esta mesa de cristal sobre la que escribo, me atrevo a formular palabras que entonces permanecieron en la boca. Confundo viernes, sábado y domingo; mañana, tarde y noche; sonido y silencio.

A mi compañero de aventuras

3 comentarios:

  1. qué bien reflejan tus palabras a la ciudad de Rosario y al río Paraná.
    Yo acabo de tomarme una taza de té con unas masitas dulces y buena música.
    te invito.
    besote

    ResponderEliminar
  2. Holaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
    Rosario es una ciudad q se ha vuelto muuy especial para mi, ya que ahí viví uno de los mejores momentos de mi vida.
    quien te dice, tal vez, ponele, capaz me mude a esa gran ciudad alguna vez llamada la chicago argentina

    ResponderEliminar
  3. Gracias, chicos por vuestra visita. Espero regresar pronto a Rosario y acompañada.

    Besazos

    ResponderEliminar