Actualmente escribo en oliviavicente.com. No obstante, el lector es bienvenido a este espacio y, por tanto, sus comentarios y sugerencias serán tenidos en cuenta.

03 septiembre 2008

De caballeros

En un cuento que publiqué hace meses (Niña Triste, la cazadora de dragones), mencionaba la formación de una saga familiar en la difícil tarea de cazar dragones. Últimamente, en estos días, este tema ha surgido en varias conversaciones, por lo que me pusé a pensar en la caballería y sus funciones. Pero, sobre todo, me vino a la memoria un cuadro que he admirado todas las veces que he visitado el Museo Thyssen-Bornemisza en Madrid, ya que refleja esta figura, no exenta de cierto idealismo, en el marco del Renacimiento: "Joven caballero en un paisaje" (1510), del pintor Vittore Carpaccio (c. 1460-1525 ó 1526) . Espero que os guste y que os anime a disfrutar de la pintura, estéis dónde estéis:


(fuente: wikipedia)

Al cazador de dragones

5 comentarios:

  1. Al caballero lo observo con cara de rasgos muy afeminados, como pensándolo en cazador de dragones. Sin duda tiene que ver con algo de la personalidad del pintor. Poco sé de él.
    besitos y me alegra que estés durmiendo mejor.
    sabes que a mí también me gusta viajar mucho???, pero a veces no me queda más remedio que hacerlo virtualmente....porque y bien tú lo sabes: "poderoso caballeroso es Don dinero".
    besazo

    ResponderEliminar
  2. Hola!!! aquí vengo nuevamente a invitarte a una especie de juego que se me ocurrió:
    Te animarías a escribir un final diferente a mi post "La enamorada del muro". Alguien ya se animó.
    La idea sería publicar el cuento con diferentes finales, y diciendo quien es el autor/a de cada uno.
    Espero tu participación.
    besazo guapa!!!!!

    y me gustó mucho eso que estar en mi país, además de conocer gente, te haya sido útil para conocerte a ti misma. Imagino que habrás encontrado dentro de ti tesoros que tenías muy escondidos, y de ser así, me alegro muchísimo.
    Espero tu participación.
    besazo..ya salgo á mi trabajo
    buscaré la respuesta a mi regreso
    con rico café y pastelitos, nada que engorde ni haga mal.
    curaste el mate? así ya podemos compartirlo.

    ResponderEliminar
  3. Susuru tiene razón, el tipo para ser un caballero tiene cara de maraca, sacando eso el cuadro está muy bien.
    muchos besos

    ResponderEliminar
  4. En fin, amigos, no sabía que la sexualidad del caballero diera tanto de qué hablar... A mí el cuadro me gusta, no por el aspecto físico del varón que empuña la espada, sino por la simbología que reúne (tanta que hasta vosotros habéis sacado conclusiones sobre sus gustos y deleites nocturnos y diurnos, así como sobre la personalidad del autor). La verdad es que me habéis hecho reír con este diálogo loco, posta que sí. Ahora mismo me estoy partiendo de risa, como decimos acá. Si lo sé pongo más cuadros de estos y me dejo de hablar de arte (jejejeje).

    Sois unos grossos.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. pero Melibea, si Tácito dice que tiene cara de maraca, y tú insistes con que empuña la espada. Que te dió por mencionar los símbolos fálicos, con este personaje, que....que que que queque.jajajaa y ahora me río yo también....

    ResponderEliminar