Actualmente escribo en oliviavicente.com. No obstante, el lector es bienvenido a este espacio y, por tanto, sus comentarios y sugerencias serán tenidos en cuenta.

13 septiembre 2008

Desenterrando el pasado...

En estos días el juez Baltasar Garzón decidirá si se desentierran los restos que hay en la fosa dónde quizás se halle el cuerpo de Federico García Lorca. Junto a estos, hay otros pertenecientes a diversas personas, cuyos familiares desean que se exhumen para que puedan recibir sepultura. En cambio, la familia de Lorca se niega a este proceso, pues creen que la Historia puede tergiversarse. Su oposición, reiterada durante años, ha obstaculizado el desenterramiento general (para más información visita El País).

El debate está abierto y no es un debate fácil. Desde mi punto de vista, examinar la realidad histórica de un país es necesario y, además, imprescindible. La Historia no hace daño: es objetiva. Su interpretación, sí.

La Guerra Civil y la postguerra aún colean en España. ¿Por qué tenemos miedo a estudiar el pasado? Supuestamente somos una democracia madura y, como tal, tenemos que asumir el antes y mostrarlo para que se conozca y, por consiguiente, se aprenda de él.

A ese pasado oscuro pertenece la muerte de García Lorca, sobre el que tanto ha eindagado Ian Gibson. Últimos estudios consideran que, probablemente, el artífice del asesinato del poeta fuera algún miembro de su familia. Esto explicaría las reticencias de los García-Lorca hacia la investigación. Sin embargo, me pregunto si el hecho de no desvelar el enigma cambia la autoría del asesinato y, además, si es licíto impedir el hallazgo de otros cadáveres menos populares.

Ahí dejo esas preguntas para quién quiera respondérmelas (Saramago tiene su respuesta en cuaderno.josesaramago.org).

1 comentario:

  1. En mi modesto entender, desenterrar el pasado, si es con el propósito de lograr algo positivo y ejemplarizador para la sociedad, no debería ser traumático.
    Si en cambio genera conflictos, no construye, no une, no edifica bienestares....para qué ocuparse del pasado cuándo hay que hacer tanto en el presente como en el futuro.

    Al pasado no hay que olvidarlo. La memoria es importante para tener historia.pero lo hecho, hecho está y es muy bueno perdonar y dejar que los muertos descansen en paz.

    Es muy serio el tema, igualmente me atreví a dejarte mi sentir en un sentido objetivo. Opino como extranjera en tu territorio, quizás basándome en las experiencias vividas en mi país.

    Tema polémico has traído y por lo visto, nadie se animó a dejar nada escrito, hasta ahora.

    me convidas con helado la próxima vez????
    besazo

    ResponderEliminar