Actualmente escribo en oliviavicente.com. No obstante, el lector es bienvenido a este espacio y, por tanto, sus comentarios y sugerencias serán tenidos en cuenta.

09 septiembre 2008

El "Otello" de Verdi (I parte): las interpretaciones de Ramón Vinay y Mario del Mónaco (por Macbeth)

Creo que este es uno de los casos en los que no hace falta explicar el argumento de una ópera, así que prescindiré de esta parte. Baste decir que el libreto de Boito es, casi con total seguridad, el mejor del que dispuso Verdi en toda su carrera.

Es difícil destacar fragmentos aislados en una obra que es casi un continuum musical, aunque yo resaltaría las dos arias de Yago (Era la notte y el Credo), los monólogos de Otello (así como sus dúos con Yago y Desdémona) y la larga escena de Desdémona del último acto.

El papel protagonista, uno de los más duros de toda la ópera italiana, ha sido desempeñado por todos los grandes tenores dramáticos (y no pocos spinto), del siglo XX, aunque habría que destacar fundamentalmente a Ramón Vinay, Mario Del Monaco, Jon Vickers y Plácido Domingo.

Del primero se conservan dos grabaciones: Toscanini 1947 (RCA, diversos sellos) y Furtwängler 1951 (EMI, diversos sellos). La más recomendable es la de Toscanini -en la otra, está peor vocalmente y el resto del reparto es totalmente inadecuado-. Vinay, antiguo barítono, realiza una impresionante creación dramática (vocalmente, no todo es perfecto), de imprescindible escucha. Le acompañan Giuseppe Valdengo, en un Yago muy bien cantado, aunque de voz menos oscura de lo acostumbrado en el papel y Herva Nelli, no maravillosa, pero sí suficiente. Tensa, dramática y sin momentos de respiro la dirección de Toscanini que, como curiosidad, estuvo en el estreno de la obra como segundo violonchelo. Una referencia, a pesar de su sonido monoaural.

Mario Del Monaco fue el gran Otello de su generación y se conservan muchas grabaciones suyas de este papel en estudio y en directo. La mejor en conjunto posiblemente sea la de 1961, dirigida por Karajan (DECCA, muy buen sonido). Aquí, su auténtica voz de tenor dramático luce sus virtudes de potencia -insuperable su Esultate- y empuje dramático, aunque luzca menos en los momentos románticos (aún así, más matizados de lo habitual ¿merito de Karajan?) o en la ligazón de ciertas frases. En cualquier caso, una creación personal que marcó una época en este personaje. Le acompañan Aldo Protti, buena voz baritonal, aunque no muy sutil y Renata Tebaldi, de voz muy bella y buena escuela de canto, aunque no muy personal dramáticamente. Muy bien Karajan y la Filarmónica de Viena. Recientemente, VAI ha publicado una versión en DVD, con Del Monaco acompañado de Tito Gobbi -del que hablaré más adelante- y Gabriela Tucci. Es en blanco y negro y la realización es bastante plana, pero es un documento irremplazable para ver a Del Monaco en escena interpretando su papel fetiche.

1 comentario:

  1. Gracias, Macbeth, por tu estupenda colaboración. La he presentado en dos artículos y espero que te guste esa distribución.

    Un abrazo

    ResponderEliminar