Actualmente escribo en oliviavicente.com. No obstante, el lector es bienvenido a este espacio y, por tanto, sus comentarios y sugerencias serán tenidos en cuenta.

26 septiembre 2008

La "Alhambra" de Granada


(Vista de la Alhambra. Fuente: wikipedia)

Granada tiene como testigo del paso del tiempo a la Alhambra, cuya etimología árabe («qa'lat al-Hamra'») hace referencia al tono rojizo de la fortaleza.

El edificio se ubica en un lugar estratégico desde el que se observa el río y la ciudad. Concretamente, se halla en la margen izquierda del Darro, al este de la ciudad.

La construcción está determinada por el lugar de su asentamiento, pues la colina sobre la que se sitúa, el río Darro y la Cuesta del Rey Chico marcan las irregularidades del complejo amurallado.

Los primeros testimonios conservados donde se menciona la Alhambra datan del siglo IX. Sin embargo, el recinto no se mantiene como en esa fecha sino que ha sufrido sucesivas ampliaciones.

En el siglo XIII, con el primer rey nazarí (Mohamed ben Al-Hamar), el castillo, que se había incorporado al recinto amurallado de la ciudad en el siglo XI, se convierte en la vivienda del monarca. A partir de ese momento, comienza su época de esplendor, que se refleja en varios aspectos: se refuerza la Alcazaba; se construyen la Torre de la Vela, La Torre del Homenaje, varios almacenes y depósitos; se canaliza el suministro de agua del río Darro hasta la fortificación; finalmente, se inicia la edificación del palacio y del recinto amurallado, que continuarán Mohamed II (1273-1302) y Mohamed III (1302-1309). Bajo el reinado de este último parece que se crearon un baño público y la Mezquita sobre la que se encuentra la iglesia de Santa María.


(Patio de los Leones. Fuente: celiavalera.blogspot.com)

Los reyes Yúsuf I (1333-1353) y Mohamed V (1353-1391) son los responsables de la reforma de la Alcazaba y de los palacios, la ampliación del recinto amurallado, la Puerta de la Justicia, la ampliación y decoración de las torres, la construcción de los Baños y el Cuarto de Comares, la Sala de la Barca, el Patio de los Leones...

Sin embargo, posteriormente, la fortaleza pasa por un período de decadencia: Carlos V, el nieto de los Reyes Católicos, manda demoler un área para construir el palacio que lleva su nombre, las habitaciones del Emperador y el Peinador de la Reina; a partir del siglo XVIII, la Alhambra es abandonada; incluso, durante la dominación francesa, sufre las consecuencias del uso de explosivos en los enfrentamientos. Habrá que esperar al siglo XIX para que se inicien su reparación, restauración y conservación, las cuales tienen como fruto el aspecto actual del monumento.

3 comentarios:

  1. Querida Melibea: qué más quisiera yo que conocer España, asignatura pendiente de hace mucho tiempo. Y si por esas cosas de la vida, no la puedo conocer personalmente, al menos sé, que llegando a visitarte paseo por sus rincones, ciudades, monumentos e historia. Y viajo virtualmente, como lo hago en este momento por Granada, no olvidando la música y la letra cantada por Plácido Domingo.

    Granada, tierra ensangrentanda de sangre española...

    ahhh!!!! cómo se cantaba en casa cuando vivía con mis padres y aún hoy, cuando nos reunimos con amigos, descendientes de españoles ese tema es obligado para cantar, así como O Sole Mío, por parte de los que también llevamos sangre italiana.

    Y cantando y tomando vino terminamos, por supuesto intentando entonar algún tango. Y qué aparece en esos momentos: Los Mareados o La última curda........porque ya mezclamos los sentimientos de todos nuestros ancestros sumados a los que nos son propios.
    besote Guapa!!!

    ResponderEliminar
  2. Què lugar increible, una vez, en un sueño me dijeron que me acompañarìan, caundo cruce el charco claro.
    besos

    ResponderEliminar
  3. he posteado algo de Guillén y te lo dedico a ti. Cuando quieras puedes pasar a verlo.
    besotes muchosssssssssss

    ResponderEliminar