Actualmente escribo en oliviavicente.com. No obstante, el lector es bienvenido a este espacio y, por tanto, sus comentarios y sugerencias serán tenidos en cuenta.

15 noviembre 2008

"Gears of War"

Esta tarde he pasado unas horas excelentes jugando a Gears of War. De hecho, desde el verano, no me había divertido tanto con un videojuego en consola.



(El vídeo es algo largo, pero merece la pena echarle un vistazo. Fuente: youtube)

A pesar de tratarse de un shooter (realmente suelo ser pésima en estos tipos), he conseguido en poco tiempo manejar el mando con bastante eficacia, gracias a que este juego te permite pasar las fases con otra persona. Ambos íbamos por diversas situaciones con el objeto de cumplir diferentes misiones con una grado de dificultad creciente, tanto por el escenario como por los enemigos. Esas situaciones variadas, posibilitan adaptar estrategias a cada momento con un armamento espectacular. El resultado de tanta testosterona (el grupo militar de élite está integrado por hombres) y del enfrentamiento con los monstruos antropomorfos no es para gurmets sensibles, sino para aquellos que disfruten de la ficción gore, dentro de una estética cinematográfica marcada.

El argumento presenta a un grupo de soldados especializados que se encuentran ante el final del mundo conocido, pues una especie de criaturas se extiende para hacerse con el poder. Marcus Fenix, un soldado acusado de traición, es liberado por un compañero suyo, Dom Santiago, para que se incorpore al escuadrón Delta y así ayudar en una complicada misión: activar un resonador con cuyas ondas se muestran los túneles construidos por los Locust (la raza amenazadora) y así llevar a cabo el ataque decisivo que podría eliminarlos.

No voy a centrarme en aspectos técnicos, pues soy ignorante en el tema. Tan solo quiero compartir y recomendar este grato hallazgo, aunque la marca de Gates sea la que lo haya sacado al mercado.


Atrévete a ser Marcus o Dom, quizás consigas defenderte...

No hay comentarios:

Publicar un comentario