Actualmente escribo en oliviavicente.com. No obstante, el lector es bienvenido a este espacio y, por tanto, sus comentarios y sugerencias serán tenidos en cuenta.

28 enero 2009

La luna roja

Desde la cima de la montaña, situada frente a la cueva del dragón, justo en el límite del precipicio, Cazadora limpió el filo de su espada. El viento ascendía desde el valle y jugaba con su cabello, atado con una cinta harto empapada en sudor. En el horizonte, una hermosa luna roja, que, según el brujo, vaticinaba un éxito favorable, reflejaba los postreros rayos del sol. En ese instante, el sonido del cuerno la avisó de que a Jinryu lo habían rodeado. Envainó el metal y se subió a la montura. El cielo encendía su galope con sendas bermejas.

Ya ante el claro del bosque petrificado, vislumbró el grupo de guerreros y la figura acorralada del dragón. Cazadora recordó su peregrinaje hasta allí, pero las palabras del cabecilla interrumpieron sus pensamientos:

- Cazadora, ven aquí. ¡Ya es nuestro!- gritó orgulloso-. Las flechas heladas de nuestros arqueros han conseguido bloquear su vuelo. Te cedemos el honor de matarlo, como bien te mereces por tus consejos.

La joven se aproximó a Jinryu. Este la miró sin miedo, a pesar de que exhalaba con dificultad. Sus alas, agujereadas numerosamente por los arcos y las ballestas, mostraban aún resistencia en un aleteo falto de energía. Cazadora observó el pecho del enemigo, quien, con la cabeza agachada, defendía su talón de aquiles. Ella, mediante las enseñanzas de su padre, había aprendido que, hasta no atravesar el corazón de un dragón con la espada, la victoria no estaría asegurada, pues eran animales que regeneraban con celeridad su cuerpo.

Cazadora esparció sobre el arma una parte de los polvos que portaba en su talega. De repente, el metal, ahora azulado, comenzó a irradiar un intenso frío cuyos destellos culminaban en brillantes irisaciones. Los presentes, boquiabiertos, observaron a la muchacha:

- Son pétalos de hibernia, una flor que nace en las cumbres del Imposible. ¿Cómo las habrá conseguido? Hace siglos que nadie se aventura a ir a aquel lugar- explicó el brujo-. Dicen que con ellos el acero se tranforma en hielo abrasador.

La guerrera ordenó que hirieran al animal, exhausto, en su lomo. Jinryu elevó su cabeza sin apenas ofrecer resistencia y descubrió su torso. Una luz brilló en su pecho. Cazadora levantó su espada y, con ademán de clavarla, musitó:

- Es la llama del último pálpito, tan fugaz y resplandeciente como esta luna roja.

Olivia

Ciudad Real, 28 de enero de 2009

Al que me mostró la luna roja.

7 comentarios:

  1. ohhhhhh!!!!! el ruiseñor y la ruiseñora quedaron presos de una flor que era luna roja...
    ayyyyy cómo me hacés soñar...y yo ocupada preparando la fiesta del encuentro...
    imagino que vendrás con tu cazador y bien pertrechada.....te animas???
    besosssssssss
    precioso relato.

    ResponderEliminar
  2. Ya me estaba preguntando cuándo publicarías la continuación de este cuento que tanto me gusta. Llevaba varios días pensando en él. Ya sabes que la fantasía y la aventura son mis géneros favoritos. Un besazo de los tres.

    ResponderEliminar
  3. Yo también me lo preguntaba y me alegro de su continuación,que echaba de menos. Espero impaciente el resto. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Dicen que Gardel cada día canta mejor, vos Melibea cada día escribís mejor, no sólo la historia va mejorando, el modo de contarla es alucinante.
    mil besos

    ResponderEliminar
  5. Querida Melibea, gracias por hacerme soñar y ensoñar con esa luna roja. ¡precioso!

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola a todos!

    Muchas gracias por vuestras visitas y por los cumplidos. Ciertamente, comencé este cuento con la intención de redactar sólo uno; no una serie. Sin embargo, estoy atrapada por su protagonista. En esto tiene mucho que ver un querido lector, que, ahora, pobrecillo, apenas puede visitarme. A él le dedico esta serie, así como a vosotros, lectores, que dejáis o no comentarios, pero seguís fieles las andanzas de una guerrera.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. DULCE MELIBEA!!!
    Estás invitada a un baile de máscaras

    Te espero

    Ven……

    Abrazos!!!!

    ResponderEliminar