Actualmente escribo en oliviavicente.com. No obstante, el lector es bienvenido a este espacio y, por tanto, sus comentarios y sugerencias serán tenidos en cuenta.

03 febrero 2009

La pervivencia de la épica en el cine

En ocasiones, resulta complicado demostrar que los géneros literarios clásicos no sólo perviven en la literatura actual, sino también en otras artes. Este es el caso de la épica o relato de las hazañas de un héroe que representa a un pueblo y cuyo destino consiste en perseguir el honor a través de empresas de riesgo y peligro. Por eso, he decidido hablar de la relación actual entre la épica y el cine.

Basándome en las palabras sabias y polémicas de un amigo, quien asegura que el cine es puro entretenimiento, quiero analizar superficialmente la estructura de los largometrajes épicos:

- En primer lugar, aparece un héroe o heroína que debe realizar una misión especial para proteger y salvar a una persona o a un pueblo. Este es el caso de Luke Skywalker en Stars Wars, Neo en Matrix, William Wallace en Braveheart, Guido en la Vita è bella, Matilda en Matilda, Frodo en The Lord of the Rings o Juana de Arco en Jeanne d'Arc.

- En segundo lugar, el protagonista se caracteriza por su sabiduría, fortaleza, autocontrol, justicia y lealtad. Sin embargo, a veces, estas virtudes las irá logrando a medida que avanza la consecución de su misión.

- En tercer lugar, hay héroes que nacen (Indiana Jones, Guido) y otros se hacen (Luke Skywalker, Frodo, Juana de Arco). Estos últimos atraviesan un período de formación o de aprendizaje en el que, generalmente, reciben las enseñanzas de un personaje mayor que destaca por sus conocimientos: por ejemplo, Luke es el discípulo de Obi-Wan y de Yoda, Neo de Morfeo, Frodo de Gandalf.

- Finalmente, estos héroes, debido a una noticia que cambia su modo de vida trivial y tranquilo, modifican su situación por otra que les sumerge en un mundo desconocido- real o fantástico-, repleto de misterios y de aventuras que marcarán su maduración. Así le sucede a Willow, en la película de título honónimo, cuando debe proteger a una niña cuya existencia modificará el futuro de un pueblo.



(fuente: youtube)

¿Te vienes conmigo a perseguir la gloria?

4 comentarios:

  1. Ahhh, esas si son pelis q vale la pena ver, minos la pedorrada de Willow y la bosta a pilas de la vida es bella, q bien podria titularse la vida apesta, pero bueh x ser vos te perdono.

    ResponderEliminar
  2. Querido Tácito, sos un grosso comentando. Vamos, que si vivieras del protocolo, no ganabas un peso, jeje. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Amiga Melibea, vine algunas veces y te vi ausente, de todas maneras estuve también yo un poco ausente de las visitas, lo mismo le comentaba a don sujetotacito. Ya navegaré con tranquilidad tu sitio e iré dejando por allí algunos mensajes.
    Siempre me resulta interesante lo que publicas, me agrada tu manera de comentar.
    Y me permito disentir con ese amigo tuyo que dice que el cine es entretenimiento puro, porque creo que también hay arte allí, no en todas las películas claro, tampoco en todas las músicas lo hay ni en todo lo escrito ni pintado. Pero algunas son obras de arte.
    Te dejo besos y te debo alguna visita más extensa, volveré.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola, Navegante! Un gusto tenerte por mi casa. Tranquilo, cuando puedas, pásate; en este pequeño lugar no existen los compromisos.

    Te agradezco lo que me cuentas. Procuro ofrecer cosas que, además de gustarme, os gusten.

    Yo también estoy contigo en que en el cine pueden hallarse muchas manifestaciones artísticas, las cuales no son incompatibles con el divertimento.

    Más besos para vos y hasta pronto.

    ResponderEliminar