Actualmente escribo en oliviavicente.com. No obstante, el lector es bienvenido a este espacio y, por tanto, sus comentarios y sugerencias serán tenidos en cuenta.

23 mayo 2009

El nacimiento de Sherlock Holmes

La influencia de Edgar Allan Poe se percibe en la creación de Sherlock Holmes en 1887 (Estudio en escarlata) por Arthur Conan Doyle (1859-1930; fuente de la fotografía: wikipedia). A partir de entonces, este detective privado se ha convertido en uno de los investigadores más conocidos en el mundo literario y cinematográfico.

A la hora de elaborar el personaje de Sherlock Holmes, Doyle se basó en Joseph Bell, un profesor suyo de la universidad, tanto en su físico como en los métodos de observación y de deducción que aplicaba a sus investigaciones. Sin embargo, concibió a Watson como una parodia de sí mismo y como reflejo del lector, siempre sorprendido debido a la inteligencia de aquel.

La forma de trabajar de Holmes influye en la estructura de las narraciones que protagoniza, de ahí que sea lo más relevante: alguien se presenta ante el detective y su ayudante con un enigma; desde ese momento, comienza la investigación, la cual les obliga a salir de su casa y les conduce a una aventura; buscan pruebas y, de ellas, surgen distintas hipótesis que someten a evaluación; finalmente, Holmes desvela el misterio ante su compañero.

De la mezcla de aventura e intriga que se aprecia en los relatos de Doyle surgieron, posteriormente, dos corrientes dentro de la narración policial: la novela de aventuras criminales, cuyo protagonista es un detective de extraordinarias cualidades intelectuales y físicas o un malvado, y la novela criminal científica, en la que el delito se investiga a través de técnicas científicas y de laboratorio.

Como lectura, recomiendo La banda moteada, para quienes disfruten más del relato corto, y El sabueso de los Baskerville, para los que prefieran la novela. Ambas obras son muy entretenidas. La primera puedes leerla online en www.elpentagrama.com.

(fuente de la información: Antología del relato policial de J. Santamaría y P. Alonso, ed. Vicens Vives)

4 comentarios:

  1. Maravilloso Sherlock. Y siempre tan nutridos tus comentarios, todo un paseo literario venir a verte.
    Como ves, no te olvido. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Meli!
    Leí la banda moteada, El sabueso me lo apunto.

    Gracias por la información tan útil que siempre nos aportas.

    Beso!

    ResponderEliminar
  3. ¿Es verdad que el autor mató al personaje de Sherlock Holmes abrumado por su éxito y lo tuvo que volver a resucitar porque se lo reclamaba el público?

    ¿Sabes cómo se llama la novela en la que lo devuelve a la vida?

    Un saludete

    ResponderEliminar
  4. Navegante: sé que no me olvidas, sino que tienes el tiempo completo en quehaceres. Un abrazo

    Gus: me alegro de que te leyeras La banda moteada. La verdad es que me resultó entretenida y, aunque no es mi favortio el detective Holmes, en esa pequeña dosis me entusiasmó. En cuanto a El sabueso de los Baskerville, es un clásico, incluso de miedo, al menos eso me hizo sentir a mí. Un abrazo

    Fuentenebro: tienes razón. Pero parece ser que fue la madre la que le convenció de resucitar al protagonista. Doyle ya estaba saturado de Holmes y, sobre todo, sentía que le reducía su desarrollo literario. Sin embargo, a petición del público y de su madre, lo resucita. Elimina a Holmes en el relato "El problema final" y reaparece en "La casa vacía". Un abrazoteeeeeeeee

    ResponderEliminar