Actualmente escribo en oliviavicente.com. No obstante, el lector es bienvenido a este espacio y, por tanto, sus comentarios y sugerencias serán tenidos en cuenta.

19 mayo 2009

Paso a paso. Pie tras pie.

Hoy he ido a correr por segunda vez en esta semana. Los rayos del sol pintaban las copas de los árboles de suave naranja. El leve viento me acariciaba la piel.

Mientras el aire y el color se convertían en el centro de atención, el ritmo cardiaco me aumentaba y se transformaba en sudor. Con cada gota de ese calor, brotó un recuerdo reciente. Paso a paso, pie tras pie, el polvo manchó mis zapatillas. Se incrementaron las imágenes de mi mente.

Cuando llegué a casa, en la ducha, mi sudor y el agua se unieron y, entonces, mis memorias, en vez de perderse por las tuberías, penetraron por los poros, los mismos que ahora, sentada, escribiendo, recogen el olor de esta tela.

11 comentarios:

  1. Te he leído poco... y quiero leerte más y mejor. Me gusta, o debe gustarnos que haya gente que se atreva a domar las palabra. Tú, de verdad de la buena, lo haces muy bien. No sé si empiezas, si estás, si acabas... si... Sea lo que sea, enhorabuena.
    Te deo mi blog, por si te apetece, también, darte un paseo.

    tunoeresinteresanteparami.blogspot.com

    Por cierto, no sé si puedo agregarte a mi lista de blogs... En fin... sin fin, espero saberte pronto.

    Mario

    ResponderEliminar
  2. Siempre tu prosa me ha parecido poesía. Es una gusto leerte. Besos.

    ResponderEliminar
  3. qué deleite!!!!
    casi casi como si pudiera ponerme en tu lugar, correr a tu ritmo, ducharme a tu ritmo, pero sólo vos escribís a este ritmo y con estas letras.

    Cuando gustes hay café frío como te gusta a vos en mi casa y algina que otra rica masita para saborear juntas.

    besazo, Maja

    ResponderEliminar
  4. Gracias a los tres por vuestros comentarios.Ayer, simplemente, necesitaba retener por escrito algunas de las miles sensaciones que siempre me inundan cuando hago deporte.

    Un abrazo y besos.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por dejar que te agregue. Aunque eliminé tu comentario, lástima, lástima... sin querer. Hacía pruebas y zas... desapareció. Bueno, te he agregado en mi lista de blog para seguir. Y para seguirte. Claro. Léeme cuando te apetezca, puedas.
    Gracias, otra vez.

    ResponderEliminar
  6. Yo a principios de curso salía a correr, lo pasábamos bien, era una buena sensación.

    Ahora cuando acabe el curso saldré cada mañana a dar una vuelta (andando o corriendo) por el campo, simplemente por sentir sensaciones y porque quizás eso me ayude en la poesía.

    Me alegro que los recuerdos te hayan inundado porque, por la intención del poema, deduzco que son dignos de recordar y que te han echo sentirte bien. De ahí que los hayas integrado en tus poros y no los hayas dejado indefensos ante el agua.

    Un abrazo Olivia!

    ResponderEliminar
  7. Perdón, puse: "Por la intención del poema".
    Está claro que no es un poema, pero me dejé confundir por el lenguaje lírico que utilizas.

    Solo aclaraciones.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Meli, nuevamente un gusto el pasarme por aquí. Me gusta mucho como escribes y logras transmitir esos sentimientos tan profundos que todos tenemos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Hola amiga te paso el dato de un blog de un amigo que suele cantar y ver las cosas desde la optica me mencionas. Genial y simple como la vida...
    Besos hermosa
    http://theghost-shadows.blogspot.com

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola! Gracias a todos por vuestros comentarios. La verdad es que no creí que esta entrada suscitara tantas palabras. Os lo agradezco. Cuidaos. Os contesto en vuestros espacios. Hasta pronto. Un abrazo

    ResponderEliminar