Actualmente escribo en oliviavicente.com. No obstante, el lector es bienvenido a este espacio y, por tanto, sus comentarios y sugerencias serán tenidos en cuenta.

14 junio 2009

Los textos narrativos: los personajes de la historia

La historia consiste en la sucesión de hechos protagonizados por unos personajes que se hallan en un lugar. Por tanto, en ella se pueden distinguir los siguientes elementos: los personajes, el espacio y la acción. En esta entrada voy a hablar de aquellos.

Los personajes protagonizan los sucesos contados por el narrador; realizan una función dentro la narración; y presentan una caracterización propia, la cual se se manifiesta a través de las palabras que dicen o piensan (diálogo y monólogo interior), de sus atributos o propiedades- externas o internas- que lo identifican o, incluso, que lo convierten en un símbolo, y de su reacción ante los acontecimientos.

Existen diversas clasificaciones de los personajes:

I. Aristóteles los divide según tres aspectos: su importancia, su caracterización y su elaboración.

Atendiendo al primer criterio, los personajes pueden ser principales para el transcurso de la acción o secundarios, si se subordinan a aquellos; también, en narraciones largas, podemos hallar personajes fugaces, ya que aparecen en algún episodio acompañando a otros personajes o participando puntualmente en alguna situación.

El segundo criterio separa a los personajes que manifiestan de forma autónoma sus propiedades (autocaracterizados) de los que se conocen a través del diálogo o de las descripciones de otro personajes o del narrador (heterocaracterizados).

Por último, existen personajes que no evolucionan durante el avance de los sucesos y se presentan a grandes rasgos y de una vez, en bloque (planos). Sin embargo, hay otros en los que influye la progresión de los hechos, se van haciendo a lo largo de la narración (redondos).

II. La Semiótica considera que los personajes son unidades semánticas (poseen una personalidad y un físico que expresan un significado), sintácticas (desempeñan una función dentro de la historia y con respecto a otros personajes) y pragmáticas (establecen vínculos comunicativos con otros personajes y con el emisor y receptor a historia).

III. Otros estudiosos hablan de personajes individuales, que destacan como seres únicos en la acción, frente a los colectivos, integrados por un grupo de seres más o menos homogéneos y cuyo interés reside en que pertenecen a una comunidad con características comunes o que se halla en una situación concreta. También se ha distinguido el protagonista (el que desempeña la función principal en la historia y determina su organización) del antagonista (personaje que se opone al protagonista en el conflicto esencial).


BIBLIOGRAFÍA

ÁLVAREZ, Míriam (1994/1999): Tipos de escrito I: Narración y descripción, Madrid, Arco/Libros.

VILLANUEVA, Darío: Comentario de textos narrativos: la novela, Gijón, Ediciones Júcar, pp. 181-201.

4 comentarios:

  1. Quizás me ayude para el exámen de mañana, ¿Quién sabe?.

    besoss!!

    P.D. Gracias por el apoyo contínuo y la suerte que me has ido deseando durante estos días.

    ResponderEliminar
  2. holaaaaaaaaaaaaa, otra clase magistral
    no queres ser mi profe de linguistica?
    besos

    ResponderEliminar
  3. Hola Olivia!!

    Feliz día!!!!!!!

    Porque hoy es santa Olivia. ¿no?

    besos!!

    Que cumplas muchos días más!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!

    Gus: gracias por tu felicitación. Los ánimos los mereces. Un abrazo.

    Tácito: vale, cuando quieras soy tu profe. Un beso

    ResponderEliminar