Actualmente escribo en oliviavicente.com. No obstante, el lector es bienvenido a este espacio y, por tanto, sus comentarios y sugerencias serán tenidos en cuenta.

04 septiembre 2009

Soledad, así te llaman

Soledad, así te llaman
esos valientes que no te temen,
que te consideran un juego,
un capricho, un instante leve.

A esos los envidio por osados,
pues ignoran, en su bullicio,
embriagados por la fortuna,
el estruendo de mi silencio.

Con sus eses susurrantes,
me acorralan, me aplastan, me ahogan,
se retuercen dentro de mí,
silencio y soledad en una nota.

Aquella música, sin melodía,
se adueña, frívola, de todo:
de tu taza de café, de tus risas,
de tus caricias, de tus ojos.

Entonces, la soledad y el silencio
enmudecen, con acordes sordos,
estos labios que un día,
viajando en ti, fueron dichosos.

Olivia Vicente Sánchez
La Solana, 8 de junio de 2009

A ti

Este poema aparece publicado en el VI Cuaderno de Profesores Poetas, editado por el I.E.S. “Fco. Giner de los Ríos” de Segovia (página 121).

5 comentarios:

  1. Un poema maravilloso, como son todos los tuyos. Y no es coba, eh¡.Me gustan mucho al igual que tu prosa, que me parece también poesía. Besos.

    ResponderEliminar
  2. coincido con never, hermosa, realmente hermosa.
    cada vez que te leo pienso que deberias dedicarte a esto
    besos

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola a los dos! Muchas gracias por vuestros comentarios, me ruborizan. Tan sólo pretendí escribir lo que sentía en ese momento.

    Muchos besos a los dos y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  4. Hermoso poema, sin dudas. Cada vez que doy un paseo por tu blog encuentro cosas preciosas y me quedo mucho tiempo recorriéndolo y disfrutándolo.
    ¡Muchos besos desde Argentina!

    ResponderEliminar
  5. ¡Holaaaaaaaa, Laura!

    Ven cuando quieras a este blog, porque es un placer que me visiten amigos.

    Muchos más besos para ti desde España

    ResponderEliminar