Actualmente escribo en oliviavicente.com. No obstante, el lector es bienvenido a este espacio y, por tanto, sus comentarios y sugerencias serán tenidos en cuenta.

27 noviembre 2009

Algunos personajes que impulsan el Romanticismo europeo

Veamos cómo contribuyen al surgimiento del Romanticismo en Europa los siguientes personajes históricos:

Jean-Jacques Rousseau (escritor, filósofo y músico; 1712–1778), a pesar de pertenecer a la Ilustración, elabora una serie de teorías que suponen una reforma de su época y un anticipo del Romanticismo:
- proclama la bondad del individuo y la maldad de la sociedad;
- propugna e
l desarrollo personal;
- manifiesta un nuevo sentimiento ante el amor y la naturaleza;
- se atreve a mostrar su intimidad.

Immanuel Kant (filósofo; 1724-1804) hace hincapié en el Idealismo (es decir, no se conoce la realidad material como es, sino a través de nuestra mente, de nuestro subjetivismo) y planta la semilla del Irracionalismo.

Johann Gottlieb Fichte (filósofo; 1762-1814), discípulo de Kant, refuerza la importancia del mundo interior y convierte el yo en la base y fuente de la experiencia.

Gotthold Ephraim Lessing (poeta, dramaturgo y ensayista; 1729-1781) ataca el teatro clásico francés y propone la imitación de Shakespeare, un drama nacional y una interpretación correcta de Aristóteles.

Johann Gottfried von Herder (filósofo, teólogo y crítico literario; 1744-1803), admirador de Homero, Shakespeare y la literatura folclórica, anticipa conceptos para el Romanticismo:
- la existencia de un espíritu nacional ligado al idioma;
- la manifestación de ese espíritu en las creaciones del pueblo y los grandes poetas;
- la unicidad de cada cultura;

- el nacionalismo y el popularismo.

Johann Wolfgang von Goethe (poeta, novelista, dramaturgo y científico; 1749-1832) por primera vez profundiza en el llamado «mal del siglo» con Werther. Con Fausto crea el paradigma de poema épico romántico, de índole filosófica, con un héroe que busca un sueño imposible.

Arthur Schopenhauer (filósofo; 1788—1860) hace del pesimismo el centro de un sistema filosófico que tiene de protagonista al Irracionalismo.

François-René, vizconde de Chateaubriand (diplomático, político y escritor; 1768-1848) es el primer romántico francés que llena sus obras de melancolía, del mal del siglo y del gusto por los paisajes exóticos.

Victor-Marie Hugo (poeta, dramaturgo y novelista; 1802–1885) inaugura el Romanticismo liberal y agresivo:
- ataca abiertamente la teoría clásica del teatro;
- defiende el Romanticismo como la literatura de la verdad;
- admite como categoría estética lo feo.

Alexandre Dumas (novelista y dramaturgo; 1802-1870) desafía la
estructura social en sus dramas históricos.

(Fuente de los retratos: es.wikipedia.org)


BIBLIOGRAFÍA

ALBORG, José Luis (1980): Historia de la literatura española. Tomo IV. El Romanticismo, Madrid, Gredos.

ALVAR, C., MAINER, J. C. y NAVARRO, R. (1997/2004): Breve historia de la literatura española, Madrid, Alianza Editorial.

NAVAS RUIZ, Ricardo (1982): El Romanticismo Español, Madrid, Cátedra.

7 comentarios:

  1. No conozco a ninguno jeje, ¿tan mal estoy? :P

    Saludos wapa, un beso ^^


    P/D: Escucho cualquier recomendación XD

    ResponderEliminar
  2. Eso me hace recordar algo que se me había olvidado. Y es que el Romanticismo da origen a los nacionalismos o por lo menos los refuerza, exaltando los rasgos diferenciadores de cada nacionalidad, haciendo que cada una de esas nacionalidades se crean el centro del universo y olvidando que todos somos ciudadanos de un mismo mundo.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola a los dos!

    Ricardo: ¡hola de nuevo, majo! Bueno, alguno debería sonarte, jeje; aunque no termina el mundo por el hecho de que no los conozcas. Léete de Dumas alguna novela suya como "Los tres mosqueteros" o "El conde de Montecristo". Son de aventuras y te gustarán. Un besazo

    Never: tienes razón en parte con lo que dices; pero el Romanticismo también incentivó que se conociera la cultura popular, es decir, la cultura de los no poderosos, y, lo más importante, la consideró parte de la identidad de una nación. Por otro lado, existe un Romanticismo más cosmopolita: pensemos, por ejemplo, en Larra, cuya visión del mundo no se restringía, ni mucho menos, a España. Un beso

    ResponderEliminar
  4. Acaban de abrir en Madrid el museo del romanticismo español.Me parece una interesante visita

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola, Doctor! No lo sabía: me lo apunto. Gracias por decírmelo. Un saludo

    ResponderEliminar
  6. que buena lista,Kant, Rosseau, Schopenhauer, victor hugo, dumas, no se si el romanticismo es mi movimiento favorito, en cierto modo si, lo es, aunq tambien, trajo concecuencias retrogadas, nacionalismos y tal, pero bueh, la culpa no la tiene el chancho...
    una cosa, intenté leer fausto pero me aburre enormemente, estaré mal?

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola, Romántico Latino! ¿Qué tal?

    A mí sí me gusta el Romanticismo por muchas cosas, no precisamente por los nacionalismos y el ultracatolicismo que impregnó a parte de los autores. Me gusta por el impulso de la rebeldía, de la individualidad, de la lucha de clases, del amor por la naturaleza, etc..

    A propósito, alguien me dijo que leer el Fausto en español no se parece en nada al gusto que despierta en alemán. Algún día, en otra vida, quizás decida aprender la lengua germánica.

    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar