Actualmente escribo en oliviavicente.com. No obstante, el lector es bienvenido a este espacio y, por tanto, sus comentarios y sugerencias serán tenidos en cuenta.

26 noviembre 2009

"Funes el memorioso" y "Hombre sin historia"

Hace un par de días que releí "Funes el memorioso" de Borges. Apareció publicado en una antología llamada Artificios (1944) y, más tarde, en Ficciones (1944), que engloba los relatos contenidos en aquella y en El jardín de senderos que se bifurcan (1941).

Tal y como expresa Borges en el prólogo de Artificios, este relato representa "una larga metáfora del insomnio".

[...] Le era muy difícil dormir. Dormir es distraerse del mundo; Funes, de espaldas en el catre, en la sombra, se figuraba cada grieta y cada moldura de las casas precisas que lo rodeaban. [...]
p. 135

El joven Ireneo posee una memoria prodigiosa que se ve agudizada tras sufrir un accidente. Debido al insomnio, su mente se llena de todos aquellos detalles que las personas olvidamos tras dormir para que, al despertar, nuestro cerebro esté preparado para asimilar nuevos datos.

[...] Dos o tres veces había reconstruido un día entero; no había dudado nunca, pero cada reconstrucción había requerido un día entero. Me dijo: "Más recuerdos tengo yo solo que los que habrán tenido todos los hombres desde que el mundo es mundo". Y también: "Mis sueños son como la vigilia de ustedes". Y también, hacia el alba: "Mi memoria, señor, es como vaciadero de basuras". [...]
p. 131

El narrador llega a opinar que Funes carece de pensamiento a causa de la acumulación desmesurada de contenidos.

[...]Sospecho, sin embargo, que no era muy capaz de pensar. Pensar es olvidar diferencias, es generalizar, abstraer. En el abarrotado mundo de Funes no había sino detalles, casi inmediatos. [...]
p. 135

La lectura de este relato enseguida la relacioné con un "Hombre sin historia", canción del grupo La Portuaria, publicada en el disco Escenas de la vida amorosa (1991). El vínculo surgió, precisamente, porque se trata de un plateamiento contrario:

[...] Es esta la historia de un hombre sin memoria
Es esta la historia de un hombre sin historia
Es esta la historia de un hombre sin memoria
Es esta la historia de una ilusión

La noche lo tomó despierto
Despierto y confundido

Y todos los signos y todas las cosas
Cambiaron de nombre [...]

Y es que los caminos de las asociaciones mentales son inescrutables.

Podéis leer "Funes el memorioso" en archivosborges.blogspot.com.


BIBLIOGRAFÍA

BORGES, Jorge Luis (1971/1999): Ficciones, Madrid, Alianza Editorial.



A los desmemoriados y a los que abusan de sus recuerdos

4 comentarios:

  1. eeeeeeee, me olvidé26 de noviembre de 2009, 3:36

    Cómo lo envidio a ese muchacho, la memoria trabaja de modo misterioso, yo no recuerdo que hice en esta semana, pero extrañamente, recuerdo casi a la perfección algunas cosas q acontecieron ya varios meses atrás, y eso q no llego a los 30 años, o me parece, no se, no me acuerdo
    besos

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! ¿Qué iba a contestarte...? (jeje) A mí me ocurre lo que a ti: hay meses de mi vida reciente que casi rememoro con totalidad, del día a la noche; pero no me hables de esta mañana.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Cuando estudio, quiero ser como Funes... pero en realidad soy como un pez :(

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola, Mimo! No sé hasta qué punto es bueno tener tanta memoria, porque hay cosas que es mejor olvidar.

    Un abrazo

    ResponderEliminar