Actualmente escribo en oliviavicente.com. No obstante, el lector es bienvenido a este espacio y, por tanto, sus comentarios y sugerencias serán tenidos en cuenta.

27 marzo 2010

Dánae, objeto de deseo y de contemplación

El otro día estuvimos en el Museo del Prado. Ya no recuerdo cuántas veces he estado allí y en todas ellas me ha dado la sensación de que entraba en una dimensión desconocida en la que colores, vestíbulos y anacronismos marcaban la línea de la irrealidad.

En esta ocasión, además de impactarme el Fusilamiento de Torrijos y sus compañeros en las playas de Málaga (Gisbert Pérez, 1888) en su completa gradiosidad, le hice un guiño a la Dánae recibiendo la lluvia de oro (Tiziano, 1553). Ese guiño fue, simplemente, el recuerdo del mito y de otro lienzo del que he hablado en otra entrada: Dánae de Gustav Klimt (1907-1908). Evidentemente, entre las dos Dánaes, la del italiano y la del astriaco, existen diferencias inevitables en cuanto a la época y al estilo.


Dánae recibiendo la lluvia de oro
pertenece a una serie que realizó Tiziano para el uso privado del rey Felipe II bajo el nombre de Poesías (1553-1562). Estas obras trataban mitos, cuya fuente principal era las
Metamorfosis de Ovidio.

El instante narrativo que recoge esta obra se ciñe al momento en que la joven recibe en su cuerpo desnudo la lluvia del dios Zeus. Frente a otra lectura anterior de Tiziano (Dánae, 1546), se subraya en este caso el erotismo, incontestable por el argumento de la historia y por la placidez que refleja el rostro y el brillo de la mirada de la joven. Carmesíes y dorados envuelven el desnudo pálido, objeto de deseo y de contemplación.

Pintura, Erotismo y Literatura son un trío cuyas vinculaciones trazan la cronología del placer.

Fuentes:
- del Fusilamiento de Torrijos y sus compañeros en las playas de Málaga (Gisbert Pérez, 1888): galería del Museo del Prado;
- de Dánae (Tiziano, 1546): www.louvre.fr;
- de Dánae recibiendo la lluvia de oro (Tiziano, 1553): cuadro e información obtenidos de la web del
Museo del Prado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario