Actualmente escribo en oliviavicente.com. No obstante, el lector es bienvenido a este espacio y, por tanto, sus comentarios y sugerencias serán tenidos en cuenta.

10 abril 2010

De nuevo, más café, por favor

Acabo de leer en un artículo que tomar más de 500 mg de cafeína al día no es muy saludable. Quizás sea así; no lo sé y, decididamente, por ahora no me importa. Lo que no contempla ese artículo es que, si parte de esa cafeína te la tomas admirando las sinuosidades de un casco urbano antiguo, se experimenta un placer altamente recomendable.

Por eso, porque soy adicta al café y a las estampas visuales, recomiendo dos lugares desde los cuales el paladar, el olfato y la vista disfrutan por igual:

- El primero de ellos es el Mirador del Valle. Dispone de diversos bancos de piedra que invitan a comer al aire libre. En los días soleados se agradece la sombra de los árboles. Es sitio idóneo para llevar café en un termo y pasar unas horas charlando bajo la inspiración de los caminantes y de los monumentos.

- El segundo es el Parador de Toledo. Se trata de un cigarral cuyas terrazas se disponen fundamentalmente hacia la ciudad histórica. Se puede acceder a la cafetería así como a una de las terrazas que ofrece, en gran medida, la misma vista que el Mirador del Valle. Aunque el servicio es algo lento y bastante seco, merece la pena acudir a este lugar para conocer la distribución de los cigarrales toledanos. Desgraciadamente, el café o cualquier consumición son bastante caros (si no recuerdo mal, un café con leche ronda los dos euros y medio); sin embargo, el encanto del edificio y del entorno pueden llegar a justificar el precio según lo que solicitemos.


Para ti, otro adicto al café

6 comentarios:

  1. hola melibea, amo el cafe, recuerdo tomar cafe, pero sobre todo en compañia de alguien especial, en casa, en un bar,en una plaza, o en un mirador, los mejores y los peores momentos de mi vida los pas{e con cafe.
    ahora tengo una espera, de unos meses y ser{a tomando cafe

    ResponderEliminar
  2. Mi bolsillo no me permite viajar hasta allá, pero puedo ver las fotos tomando un cafecito :( Por acá ya empieza a hacer frío... no hay nada mejor para esas temperaturas, no es lo mismo un té, por ejemplo, ni el mate.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola, chicos!

    Cafeinómano: comprendo tu pasión hacia el café. A mí también me encanta. Reconozco que tomo más del que aconsejan, pero no puedo evitar la tentación de su aroma. En cuanto a tu espera, yo la comparto contigo tomando café. Besos

    Mimo: yo te invito a un cafecito con un trocito de chocolate negro (una combinación casi perfecta). Por el frío no te preocupes. Aclimátate con una buena manta y algo calentito (mate y alfajores, por ejemplo). Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Al parecer nada que guste es saludable. Hay especialistas en amargar mas que el café.Besos.

    ResponderEliminar
  5. Siempre es bueno encontrar un momento para disfrutar del placer de un café acompañado de un buen amig@, o complacerse con un paisaje maravilloso. Yo, en ocasiones lo hago, mirando el mar, y si es de noche con luna llena reflejándose en él y marcando una línea hasta el infinito...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!

    Never: los expertos o los que hacen eco de los expertos creo que tienen como misión recordarnos la maldición del ser humano, es decir, su mortalidad. Un beso

    Carlos: tienes razón; la compañía consigue que un café se convierta en algo inolvidable, ni qué decir tiene un estupendo paisaje. Un saludo

    ResponderEliminar