Actualmente escribo en oliviavicente.com. No obstante, el lector es bienvenido a este espacio y, por tanto, sus comentarios y sugerencias serán tenidos en cuenta.

20 abril 2010

Primeros pasos hacia la Morfología

La Morfología es una ciencia lingüística que estudia la estructura interna de la palabra y se centra en los siguientes puntos:
(1) Describe las unidades básicas o necesarias para el análisis de las palabras.
(2) Formula las reglas que permiten construir y analizar las estructuras de las palabras ya existentes.
(3) Estudia las clases o categorías de palabras: sustantivo, verbo, adjetivo…

Debido a que Morfología y palabra están íntimamente relacionadas, el punto de partida de esta disciplina reside en la definición de palabra. A simple vista, reconocemos una palabra en la escritura porque está delimitada por dos espacios en blanco. De este modo, en la oración
Juan salió con sus amigos existen cinco palabras: Juan, salió, con, sus, amigos. Veamos las propiedades de esta unidad:

• Tiene significado. Por ejemplo, la palabra
amigos significa que tiene amistad.
• Soporta una pausa delante o detrás y acepta la intercalación de elementos entre una y otra palabra. Incluso puede cambiar su posición dentro de una secuencia.
• Se puede dividir en morfemas o unidades de la lengua más pequeñas con significado. Por ejemplo,
amigos se puede dividir en amig-, –o- y -s. Los elementos que la integran, en cambio, presentan un orden fijo, no pueden separarse ni sufrir pausas.
• Se combina con otras palabras para formar unidades mayores (sintagmas u oraciones) y en estas desempeña una función. Por ejemplo, en la oración
Juan salió con sus amigos, la palabra amigos se combina con las otras y realiza la función de núcleo del SN Término de la preposición.


BIBLIOGRAFÍA

- BOSQUE, Ignacio: “La Morfología”.
- GÓMEZ TORREGO, Leonardo: Gramática didáctica del español.
- GÓMEZ TORREGO, Leonardo: Análisis morfológico. Teoría y práctica.
- PENA, Jesús: “Partes de la morfología. Las unidades del análisis morfológico”.

1 comentario:

  1. Me maravilla tu dominio de las palabras.
    Las amasas y les das forma, cual alfarera.

    ResponderEliminar