Actualmente escribo en oliviavicente.com. No obstante, el lector es bienvenido a este espacio y, por tanto, sus comentarios y sugerencias serán tenidos en cuenta.

07 mayo 2010

Imposible

¿Existe acaso una palabra que hiera más que esta? Ni gloria ni galardón. Tan solo te permito una mirada, un suspiro, aunque secretos, escondidos, porque tú quieres lo imposible. Tu imposible.

Apareces tras de mí, callado, melancólico, a ratos infantil, a ratos sereno, en un caminar de imposibles metas y eternos sinsabores. Entonces recuerdo mis imposibles caducos con unos ojos vacilantes entre lágrimas y deseos perdidos, o remotos.

Tu imposible y el mío no son de este mundo ni de ninguno, pues no hay Dios en una tierra estéril, incomprensible.

Quise abrazarte, al menos coger tu mano, con el fin de calmar ese dolor de paz.

Pero tu imposible y el mío no son de este mundo, aunque me preguntes por qué.

Ahora quisiera yo recibir tu abrazo, o tu mano, en un mundo imposible, contigo y conmigo imposibles, en un tiempo imposible, en una edad imposible.

En una inexistencia imposible.


Olivia Vicente Sánchez
Illescas, 16 de febrero de 2007
Texto perteneciente a la Antología desesperada

A ti, porque este posible fue nuestro comienzo

7 comentarios:

  1. Quizás no haya una palabra que hiera más que esa. ¿Y cómo es que lo posible caduca?

    Qué prefiere Melibea ¿Book o iPad?: http://sologarabatos.blogspot.com/2010/05/book-o-ipad.html

    Saludo desde Buenos Aires!

    ResponderEliminar
  2. Nada hay imposible,Melibea.
    Demasiados imposibles te atormentan.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola a los dos!

    Mimo: realmente, esa palabra asusta; aunque siempre hay que luchar contra eso.

    Vita: este texto pertenece a un año ya lejano para mí, el 2007. Lo puse porque a través de este texto todo lo imposible tuvo realidad posible.

    Un abrazo a los dos

    ResponderEliminar
  4. Es cierto, esta palabra duele mucho, tanto escucharla como decirla. A mí me suena como a tener todas las puertas cerradas para algo...Siempre hay que buscar un hueco por el que poder colarse..
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola, Vanessa! Gracias por pasarte por mi blog. Creo que eso pretendo demostrar, el peso de la imposibilidad. Sin embargo, la escasa experiencia me ha servido para probar que siempre disponemos de una vía por la que buscar nuevas sendas.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Entonces me quedo con la primera afirmación,Melibea.Cosa que me alegra sinceramente. Me sentí identificado porque yo también pasé por eso

    ResponderEliminar
  7. Como siempre excelente tu poesía. Te felicito. Besos.

    ResponderEliminar