Actualmente escribo en oliviavicente.com. No obstante, el lector es bienvenido a este espacio y, por tanto, sus comentarios y sugerencias serán tenidos en cuenta.

19 julio 2010

La Argentina; mi Argentina

Paseando por distintas localidades en mi tercer viaje a la Argentina, mi compañero de aventuras y yo nos pusimos a conversar sobre las imágenes de este país. Si ya comenté que se trata de una nación de contrastes y de contradicciones (por ejemplo, el hecho de que el Peronismo sea casi el único partido político y, en cambio, contemple la disensión con respecto a sus propias ideas), no me resulta, sin embargo, redundante referirme de nuevo a esto, pues, me sorprende el hecho de que se puedan contemplar a la vez bosques vetustos de árboles, deterioradas carreteras, naves abandonadas y ennegrecidas por la contaminación, ciclistas que se dirigen a Capital Federal para trabajar, niños que juegan con los restos de un neumático, automóviles sin matrículas vigentes, escuelas centenarias conservadas con mimo, carruajes que portan cartones o hierros para vender, tiendas deportivas con las últimas marcas, cruces sin semáforos o con tres distintos,... En cualquier esquina se disparan las estampas y las preguntas acerca de cómo es posible tanta diversidad, de la decadencia absoluta al progreso vigoroso, pasando por la restauración paulatina.

Quizás toda esta suma sea la fórmula de la pócima cuyos vapores me envuelven en el encanto de este país.

- El Obelisco.

1 comentario:

  1. De casualidad encontré tu blog y leí este certero y lindo texto tuyo sobre mi país.
    Como dice Carpentier, en América abunda lo real maravilloso, y cuando miro con ojos extranjeros, en Argentina lo encuentro al doblar la esquina, con sus blancos y negros.
    Un abrazo desde acá.

    ResponderEliminar