Actualmente escribo en oliviavicente.com. No obstante, el lector es bienvenido a este espacio y, por tanto, sus comentarios y sugerencias serán tenidos en cuenta.

14 noviembre 2010

Los géneros del Romanticismo. El drama romántico

Aunque el teatro parcialmente continuó la senda trazada por Moratín (Manuel Bretón de los Herreros fue su seguidor más importante: A la vejez, viruelas, Marcela o ¿a cuál de los tres?, Elena...), las composiciones propiamente románticas encarnaron el sentimiento y la ideología de la época: La conjuración de Venecia de Francisco Martínez de la Rosa, Macías de Larra, El trovador de García Gutiérrez, Los amantes de Teruel de Juan Eugenio Hartzenbusch, Don Juan Tenorio (con el tema de Tirso de Molina pero con la profundización de Byron y Dumas) y Traidor, inconfeso y mártir, ambas de Zorrilla.

La cumbre del teatro romántico fue Don Álvaro o la fuerza del sino del Duque de Rivas. Sus elementos fueron incorporados posteriormente por muchos dramas: cinco actos, numerosos personajes, escenarios diversos, mezcla de prosa y de verso y una escena final con suicidio.

Junto con el drama romántico, la novela histórica, la poesía narrativa histórica y el Costumbrismo fueron las señales de identidad literarias de la época.



BIBLIOGRAFÍA

ALBORG, José Luis (1980): Historia de la literatura española. Tomo IV. El Romanticismo, Madrid, Gredos.

ALVAR, C., MAINER, J. C. y NAVARRO, R. (1997/2004): Breve historia de la literatura española, Madrid, Alianza Editorial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario