Actualmente escribo en oliviavicente.com. No obstante, el lector es bienvenido a este espacio y, por tanto, sus comentarios y sugerencias serán tenidos en cuenta.

01 diciembre 2010

La descripción de personas

A la hora de realizar la descripción de una persona se puede hablar de su aspecto físico, de su personalidad o de ambas cosas:

1. Prosopografía: es la descripción física de una persona. Dentro de los rasgos físicos que se mencionan, se suele prestar atención a la cara (los ojos, la boca, la nariz...) y al cuerpo (altura, complexión física...). Además, también es frecuente mencionar la forma de hablar, de moverse, la vestimenta...

Veamos un ejemplo de prosopografía estraído de "A una nariz" de Quevedo:

Érase un hombre a una nariz pegado,
erase una nariz superlativa,
erase una nariz sayón y escriba,
érase un peje espada muy barbado.

Era un reloj de sol mal encarado,
érase una alquitara pensativa,
érase un elefante boca arriba,
era Ovidio Nasón más narizado.

Érase un espolón de una galera,
érase una pirámide de Egipto,
las doce tribus de narices era.

Érase un naricísimo infinito,
muchísimo nariz, nariz tan fiera,
que en la cara de Anás fuera delito.

2. Etopeya: es la descripción del carácter de una persona. Responde a las preguntas ¿cómo es una persona interiormente? y ¿cómo se comporta? Generalmente, en las etopeyas se habla de las capacidades naturales o adquiridas de la persona (intelectuales, sensoriales...), de su conducta (adecuada en el colegio, violenta...), de los estados de ánimo (amistoso, negativo...), etc..

En la siguiente descripción, Galdós mezcla datos de personalidad con los propios del aspecto externo de este personaje de Misericordia:

La que tenía (...) por nombre Flora y por apodo la Burlada, cuyo origen y sentido se ignora, era una viejecilla pequeña y vivaracha, irascible, parlanchina, (...) Sus ojuelos sagaces, lagrimosos, gatunos, irradiaban la desconfianza y la malicia. Su nariz estaba reducida a una bolita roja, que bajaba y subía al mover de labios y lengua en su charla vertiginosa. Los dientes que en sus encías quedaban parecían correr de una lado a otro de la boca, asomándose tan pronto por aquí, tan pronto por allá, y cuando terminaba su perorata con un gesto de desdén supremo o de terrible sarcasmo, cerrábase de golpe la boca, los labios se metían uno dentro de otro, y la barbilla roja, mientras callaba la lengua, seguía expresando las ideas con un temblor insultante.

3. Retrato: es la descripción física y de personalidad de una persona. Si uno habla de sí mismo con palabras, se realiza un autorretrato.

Un tipo especial de retrato es la caricatura, pues en ella se describe a una persona deformando o exagerando sus rasgos físicos o de carácter.

2 comentarios:

  1. Las descripciones, siempre tan subjetivas...

    ¿Cómo va todo Oli? Hace muchísimo que no sé de tí, ¿Qué haces? ¿Dónde andas? Yo mañana voy al Clara Campoamor a dar unas charlas en representación de mi facultad sobre el VIH en la actualidad.

    Un besazo, espero tener noticias.

    Por cierto, tienes facebook? El mío es: Gus Chacón Moreno. Agregamé y estamos en contacto por ahí.

    ResponderEliminar
  2. ¡Todo bien, Gus!
    Me alegra que estés contento y de tus charlas, aunque ya sabes que no voy a ir allá.
    Cuídate.

    ResponderEliminar