Actualmente escribo en oliviavicente.com. No obstante, el lector es bienvenido a este espacio y, por tanto, sus comentarios y sugerencias serán tenidos en cuenta.

31 marzo 2012

Los constituyentes inmediatos de la oración: el sujeto y el predicado

En toda oración hay dos componentes fundamentales o constituyentes inmediatos: el sujeto (S) y el predicado (P). Ambas funciones sintácticas u oracionales dependen la una de la otra, de tal manera que los núcleos (N) concuerdan en persona y en número. Aunque la estructura habitual de una oración es esta, es posible que haya oraciones que solo tengan predicado; de hecho, algunos gramáticos consideran que es este el único elemento imprescindible a la hora de determinar si existe o no la oración.


El sujeto de una oración está desempeñado por un sintagma nominal (SN), cuyo núcleo es un sustantivo o pronombre.

El predicado es un sintagma verbal (SV) cuyo núcleo es un verbo copulativo (ser, estar, parecer, resultar, ponerse, quedarse…) o predicativo (el resto de los verbos). El verbo puede ir o no acompañado de complementos.
Entre sujeto y predicado hay una relación de concordancia, esto es: el núcleo del sujeto y el núcleo del predicado deben tener el mismo número y la misma persona. De esta manera, si cambiamos el número del verbo, obligatoriamente habrá de cambiar el número del sujeto:

La pelota la tiró el niño.
La pelota la tiraron los niños.

1 comentario: