Actualmente escribo en oliviavicente.com. No obstante, el lector es bienvenido a este espacio y, por tanto, sus comentarios y sugerencias serán tenidos en cuenta.

08 abril 2012

Paul Auster y El libro de las ilusiones

El libro de las ilusiones (2002) es una novela que combina a la perfección dos ingredientes: el cine y la literatura. El nudo que une los dos hilos surge a partir de la muerte de la familia de David en un accidente aéreo, tras el cual el protagonista se sumerge en un mundo interior que le aísla del resto de los seres humanos que habían formado parte de su vida antes de la tragedia. Sin embargo, en una de sus noches de soledad, ve un documental sobre cine mudo y le llama la atención un actor: Hector Mann. Ese momento marca un antes y un después en su vida y desencadenará todos los sucesos de la novela.

Paul Auster (Fuente: Wikipedia)

A rasgos generales y sin desvelar el meollo de la trama, ese pudiera ser el tema central que aparece a lo largo de las trescientas páginas. Mas, en cuanto leemos cada página, se descubre un mundo complejo en el que, como en el cine o en la literatura, nada es lo que parece ser. El universo de Mann es tan o más complejo que el de Zimmer, el profesor universitario que se destruye mediante el aislamiento tras la muerte de sus seres más queridos. No obstante, entre los dos, hay notables coincidencias: ambos sufren sendas tragedias sentimentales y familiares; niegan la presencia de su trauma personal ante el resto del mundo; encuentran en el arte, concretamente en el cine y en la literatura, una forma de salvación individual que, en gran medida, les permite recuperar la ilusión por vivir e, incluso, el sentido de la existencia; y, por si esto fuera poco, a través de las figuras femeninas logran una paz de conciencia que se habían negado a sí mismos.


El autor, Paul Auster, ha sido reconocido como uno de los mejores novelistas de este siglo dentro de las letras americanas. Un ejemplo de su capacidad para enganchar al lector es El libro de las ilusiones, pues, desde el cruel punto de partida, arranca una narración que, sinceramente, me ha gustado tanto que me ha motivado a comprar La trilogía de Nueva York. Por eso recomiendo la lectura de esta novela. No creo que te deje indiferente.

2 comentarios: