Actualmente escribo en oliviavicente.com. No obstante, el lector es bienvenido a este espacio y, por tanto, sus comentarios y sugerencias serán tenidos en cuenta.

09 diciembre 2012

Originalidad y aportación del Neoclasicismo a la literatura española: el teatro


Ya hemos comprobado cuáles fueron las aportaciones del Neoclasicismo en la poesía, la novela, el ensayo y el periódico. Ahora vamos a analizar cómo se desarrolló el teatro en este período histórico.

La tragedia y la comedia fueron testigos de la disolución del público como entidad colectiva. Ambos géneros fueron subvencionados por el poder y se dirigían a una minoría elitista, de ahí su fracaso.
            La tragedia española supuso, por su adhesión a modelos galos, un auténtico fracaso ya que el público sentía aversión por ella, aunque se entusiasmaba con obras italianas y francesas traducidas.
            Los primeros que intentaron aclimatar este género fueron Montiano y Luyando. Sin embargo, hay que esperar a la Raquel (1778) para hallar todo un logro formal. García de la Huerta, autor del Teatro español (1785), defiende la nobleza y el absolutismo con su tragedia. Escrita hacia 1765, avisa a Carlos III del motín de Esquilache.
Leandro Fernández de Moratín
            Frente a la tragedia, la comedia de Moratín obtuvo gran éxito. Le antecedieron los fracasos de La petrimetra, de su padre, y de El señorito mimado y La señorita malcriada de Iriarte.
            En sus cinco comedias (El viejo y la niña, El barón, La mojigata, La comedia nueva o El café- 1792- y El sí de las niñas), Leandro Fernández de Moratín desarroll, como tema básico, la inautenticidad como forma de vida mediante conciertos matrimoniales y el análisis de la comedia contemporánea. Realiza un estudio lingüístico y psicológico de los personajes y consigue un gran realismo y verosimilitud a través de los detalles.
           Los continuadores de Moratín fueron Mª. R. Gálvez (Los figurones literarios) y Martínez de la Rosa (La niña en casa y la madre en la máscara). Influyó en Bretón de los Herrreros, el comediógrafo fundamental del Romanticismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario